Traducción español chino en línea


  1. 5
  2. 4
  3. 3
  4. 2
  5. 1
(85 votos, valoración: 4.3/5)



Un traductor gratuito español-chino para traducir palabras, frases y oraciones. Para traducir del español al chino, ingrese el texto en el formulario de edición superior y haga clic en el botón "Traducir". Este servicio de traducción en línea español-chino no puede traducir más de 5000 caracteres al mismo tiempo.

 0 /5000


Un traductor en línea español-chino alternativo

Traductor en línea gratuito del español al chino para traducción de palabras, frases y oraciones. Por favor, tenga en cuenta que nuestro traductor del español al chino puede traducir como máximo 1000 símbolos por traducción.


 0 /1000




El chino estándar es la lengua oficial de la República Popular China y de la República de China en Taiwán, una de las cuatro lenguas oficiales de Singapur y una de las seis lenguas oficiales de las Naciones Unidas. El chino estándar se basa en el dialecto putonghua de Pekín, que a menudo se denomina mandarín. Los modismos coloquiales regionales chinos difieren mucho entre sí, por lo que la mayoría de los lingüistas los consideran una rama lingüística independiente formada por grupos lingüísticos y dialectales separados, aunque relacionados. Tradicionalmente, los modismos coloquiales chinos se dividen en 7 grupos principales: Chino del Norte (putonghua), lenguas yue (cantonés), hakka, lengua gan, lengua xiang y lenguas min. Con la creciente influencia de la economía china, la enseñanza del chino estándar es cada vez más popular en las escuelas de Asia Oriental, el Sudeste Asiático y el mundo occidental. Aparte del putonghua (mandarín), el cantonés es la única otra lengua china que se enseña a menudo como lengua extranjera, debido sobre todo a la influencia económica y cultural de Hong Kong y al uso extendido de esta variante entre las grandes comunidades chinas de ultramar. En la actualidad, existen dos sistemas de escritura jeroglífica china. Se trata de los jeroglíficos tradicionales utilizados en Hong Kong, Taiwán, Macao y muchas comunidades chinas de ultramar. La segunda variante, más común en la actualidad, son los jeroglíficos simplificados, introducidos por la RPC en 1954 para difundir la alfabetización masiva. Los caracteres chinos simplificados reducen los glifos tradicionales más complejos a menos trazos. Singapur, donde vive una gran comunidad china, ha sido el segundo país en adoptar oficialmente los jeroglíficos simplificados.